Los pioneros del olvido

9 agosto, 2012 at 10:26 (Sin categoría)

Les comparto un excelente escrito que llego a mis manos esta semana. Una buena reflexión sobre la “memoria histórica” de nuestro país:

Hace ya 25 años que el paramilitar Carlos Castaño tomó la arbitraria decisión de “anular el cerebro” del doctor Héctor Abad Gómez, según escribió en su infame libro Mi Confesión. Más de dos décadas han pasado, seis presidentes, seis mundiales de fútbol, un terremoto y 2.505 masacres según la cifra provisional del Grupo Memoria Histórica, en este país, Colombia, experto en olvidar.

Y decir que los colombianos son los pioneros del olvido no es una exageración. Sólo esta nación olvida que cerca de 4 millones de compatriotas huyeron de sus tierras por gusto de hombres armados; en cambio solo les preocupa la inseguridad de las calles, la incomodidad de los vendedores ambulantes y el daño estético que hacen las invasiones a las ciudades. Pero no se detienen a pensar la razón que trajo estos campesinos hasta aquí.

No es de sorprender que ocurra este tipo de cosas en un país donde un ministro en ejercicio declaró que las tierras de Carimagua están mejor en manos de palmicultores porque las víctimas no tienen recursos para ponerlas en marcha; y donde un presidente expresó con el mayor cinismo que los jóvenes de Soacha ejecutados extrajudicialmente no estaban recogiendo café.

La tierra del olvido

La tierra del olvido

Así es Colombia, ‘la tierra del olvido’, como dice la canción. Una patria que olvida el asesinato de tres candidatos presidenciales en menos de un año. Que se niega a recordar las pipetas de gas de Bojayá y el río ardiente que acabó con Machuca, a menos que sea su aniversario. Y eso, porque la mayoría ni siquiera tiene presente dónde quedaba Machuca y dónde se intenta reconstruir Bojayá.

Sólo un país pionero del olvido deja atrás el aplauso que los ‘honorables’ congresistas le ofrecieron a tres asesinos (Báez, Mancuso e Isaza) en el Capitolio. Y no se preguntan por qué para el gobierno y su justicia pesa más una tonelada de coca exportada a Estados Unidos, que una madre llorando una tumba y unos hijos cuestionándose por qué fueron víctimas antes de aprender a escribir esta palabra.

No, no es cuestión de buenos y malos, de culpables y no. Aquí todos hemos tenido responsabilidad. Los que mataron, los que permitieron esas muertes, los que callaron a pesar de ser testigos y los que vimos la noticia por televisión o la leímos en el periódico, pero decidimos doblar la página.

En los ochenta, Ernesto Sábato escribió en el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de las Personas, CONADEP, “Desparecidos. Palabra – ¡triste privilegio argentino! – que hoy se escribe en castellano en toda la prensa del mundo”, debido a las cerca de 30 mil víctimas que dejó este delito en la dictadura. Lo que jamás imaginó este gran escritor es que en pleno siglo XXI en Colombia se calculan 22 mil desaparecidos, y esto no lo dice un ONG antigobiernista, sino la propia Fiscalía General de la Nación. La diferencia radica en que en nuestro país la cifra es incierta, puesto que nadie se ha tomado la molestia de recopilar esos datos en un informe.

Los argumentos sobran y estas líneas podrían ser un sinfín. Sólo acá, en la tierra del café y los dos océanos se olvida que ostentamos el nada decoroso primer lugar en el número de víctimas de minas antipersona. Sólo aquí se ignora intencionalmente que Justicia y Paz no tiene su primer condenado, y que todavía, así suene contradictorio, siguen muriendo personas en la puerta de un hospital.

El doctor Abad Gómez llevaba el día de su muerte en su bolsillo un poema con la frase “El olvido que seremos”, quizás él si era consciente de su futuro. Ese espacio del tiempo donde él y todos los desaparecidos, asesinados, violados, torturados y ultrajados de esta guerra que tiene mucho más de 40 años, pasaron al olvido.

Por: Constanza Landínez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: